Un punto de vista diferente

Proyectos creativos basados en soluciones que utilizan las últimas tecnologías libres del mercado. Si lo imaginas ... ¿ lo creamos ?

Aplicaciones basadas en web 2.0


Lenguajes servidor como Php, Java ...
Bases de datos como MySql, MySqlite, Sql Server ...
Programación Móvil con Android ...
Leguajes cliente como javascript, vbscript, Xhtml ...
Estilo con Css, JQuery, Dom, ..
WebService a través de, Ajax, Curl, XML, JSon...
CMS con Joomla, CakePhp, WordPress, Drupal ...
ERPs como Navision ...

Certificación Programación Android

Teléfonos móviles, tabletas, toda la movilidad de este ágil sistema operativo móvil en la palma de la mano. Soluciones a medida gracias a nuestra certificación oficial en programación y licencia de distribución en el canal Oficial Google Play

¿Te gustan las Redes Sociales?

Su gestión ya no tiene ningún misterio, gracias a la automatización de tareas sobre ellas tales como, buscar nuevos seguidores, publicar contenido de bases de datos o páginas web automáticamente, así como un sin fin de posibilidades a través de nuestro Community Manager Virtual

Navision programación C/AL

Interconectar Navision con sistemas Android para movilidad (expedición, recepción, almacén...), crear aplicaciones web novedosas, tiendas web, catálogos web, intranets... ¿Alguna vez pensaste en publicar tus mejores productos automáticamente en facebook o twiiter? Posibilidades infinitas para extender la funcionalidad del excepcionar CRM de Microsoft

 Motivación del proyecto

Comenzamos con este primer artículo a describir un pequeño proyecto de hardware y software que me ha servido para cubrir una necesidad de movilidad a bajo coste, a través de tecnologías libres, a un precio que considero razonable. En lugar de crear un artículo excesivamente largo, he decidido fraccionarlo en varias entregas claramente diferencias, donde se hable de la motivación del proyecto en primer lugar, el hardware elegido, y los motivos por los cuales se decidió emplearlo, la instalación de la distribución linux escogida en una bios con UEFI, y el posterior ajuste de rendimiento en algunas configuraciones, así como la ampliación del sistema de ficheros.

Antes de comenzar con ello y como sucede con otros artículos que tantas veces hemos leído, quiero compartir con vosotros mi experiencia, en ningún momento quiero que nadie piense/espere que este artículo mágicamente resolverá sus problemas, ya que esta es una solución que se adapta a mis necesidades particulares, y supongo que las de un extenso grupo de profesionales del sector, por tanto el objetivo principal del mismo será mostrar a través de estos artículos, como construí un sistema eficiente al coste de una tablet-móvil de gama media baja y servir de guía para vuestros proyectos. Ni es el mejor sistema, ni el mas eficiente, ni por supuesto el más económico.

Por último, antes de entrar en materia, comentar que el nivel de detalle técnico, no será muy elevado, ya que considero necesario un cierto nivel más allá del excesivamente básico, para realizar algunas partes críticas del proyecto como instalar el módulo de 8GB de RAM, particionado y creación de puntos de montaje de disco con GParted. Además con solo abrir un buscador como Google, encontraremos miles de tutoriales al respecto. Si aun con todo y con esto, estás decidido a realizar un proyecto similar o simplemente llenar un rato viendo como me fue, continuamos.

Como si de un proyecto universitario, unas prácticas se tratase, creo necesario en esta primera parte hablaros un poco del motivo, o la necesidad que me ha llevado a decidirme por invertir mi tiempo y mi dinero, ya que, aun movidos por la simple curiosidad, el aburrimiento, las ganas de aprender, cualquier excusa parece buena para crear algo nuevo, que partió desde nuestra imaginación y conseguimos materializar en algo tangible. ¡Comenzamos!

Desde hace algún tiempo, bastante tiempo, he tenido la necesidad de disponer de un sistema móvil, compacto con toda la potencia y funcionalidad que puede tener mi terminal de escritorio, o al menos un portátil que pueda ejecutar software moderno. Como nos ha ocurrido a muchos, desde la irrupción en el mercado de Android, los smartphones, y sobre todo las tabletas, con sus teclados inalámbricos, y sus pantallas táctiles, parece que nos hicieron ver la luz a muchos que ingenuamente pensamos serían una solución eficiente por sus bajos precios, tamaño reducido, falta de unidades de disco magnéticas, por tanto frágiles ya que usan memorias sólidas, sin partes móviles, y una autonomía prolongada. Parece que durante algún tiempo todo el mundo se volvió loco pensando que la movilidad del futuro pasaba por estos simpáticos aparatos.

Pues bien, no seré yo quien escriba en este blog que considero a estos aparatos una perfecta estrategia empresarial para inundar el mercado de electrónica absurda que es prácticamente inútil si pensamos combinarla con un teléfono móvil que disponga de una pantalla de al menos 5 pulgadas, pero esa es mi opinión personal, que no tiene por qué ser extensiva al resto de usuarios. Al final, el aparato cuya finalidad sería en cierto modo llevar una computación móvil a cualquier rincón, se ha quedado relegado a ser un dispositivo que usamos para jugar a videojuegos sencillos pero adictivos, y para ver películas, o actualizar nuestras redes sociales, aunque esto último es discutible si disponemos de un smartphone. Quizá la mejor utilidad de una tablet ha sido descubrir que nuestros niños pequeños pueden pasar horas dando vueltas con ellas sin hacer mucho ruido. Al final poco a poco el tiempo ha ido colocando a estos aparatos en un nicho de mercado, que si bien no era el que parecía querían conquistar en un principio, al menos supone una oportunidad para ellas.

¿Por qué pienso todo esto? Porque he visto muchas flamantes tablets, de cualquier gama, incluidas las de gama media alta, compradas como extensión del terminal de escritorio de la oficina, y a muchos compañeros, amigos, decir que gracias a ella podrían contestar el correo sin tener que llevar su pesado portátil, podrían terminar la edición de un artículo, o una presentación en el metro, autobús, “tomando un pincho”, o terminar de escribir, retocar un script en mitad de las fiestas del pueblo... Al final la realidad ha sido descubrir que en muchos casos, la resolución de las pantallas, (ahora quizá menos problemático), la dificultad para inter-conectar dispositivos, al disponer de un puerto muchas veces de carga usb, y algunas privilegiadas salidas mini-hdmi, hacían muy complicado acceder a ficheros, conectar teclados y ratones, porque ese teclado de pantalla que tanta gracia hacía al comienzo, es un verdadero infierno para poder editar una simple hoja de excel sin ir más lejos. Con esto y con todo, (de hecho este tema me podría servir para escribir un artículo amplio y extenso...) en mi caso particular, hace algunos años me decidí por adquirir una tablet de 10 pulgadas, una Bq Edison, que a buen seguro muchos lectores recordarán, por ser Bq una marca española y prometer un terminal de calidad europea a un precio razonable. Sin desvelar muchos detalles, por aquello de guardarme el material para un futuro artículo, solo decir, que la tablet no dejaba de ser un clon de cualquier modelo chino de precio similar, pero en teoría ensamblada en España. Si es cierto que el servicio post-venta es bastante mejor que el ofrecido por cualquier empresa china que sirve un aparato de unos 200 € a través de ebay, pero la tablet tanto a mi, como a mis conocidos a quien recomendé dio muchos problemas de estabilidad, se quedaba bloqueada, con su entrañable mensaje de “este programa no responde”… Bien es cierto que tras instalar algún custom firmware la cosa mejoró. Compré además un maravilloso teclado bluetooth que conectada y desconectaba cuando le iba bien, para no hablar de la cantidad de software disponible en el mercado para Android en aquella época donde editar cualquier documento Microsoft era poco menos que intentar explicar a una madre cuando llegas a las 11 de la mañana de fiesta, que "vas bien y tú controlas...". Sin pagar más dinero en licencias Microsoft para sus versiones recortadas para Android, complicado, pero muy complicado, terminabas pagando el precio de un portátil que trae el paquete ofimático pre-instalado. Leer correo... otra pequeña odisea ya que los gestores de correo tampoco funcionaban excesivamente bien, y nos volvemos a topar con otra limitación física, la memoria disponible, corta, como tuvieras que abrir un adjunto, usar reglas de correo para clasificarlo automáticamente o revisar una base de datos, lo llevas claro... Por increíble que parezca conseguí instalar un servidor para php y mysql en ella, fue algo realmente sorprendente, proyecto que mató mi interés cuando intenté programar una sola línea de código en un script para acceder a la base datos en un editor para Android (ya de entorno de programación ni hablamos… ese entorno Eclipse, o Netbeans en una tablet de menos de 300€), se hizo tan complicado que decidí por salud mental apartarlo de mi cabeza. Además recordar que mi motivación por comprar comprar una tablet de 10 pulgadas en lugar de 7 fue disponer de una pantalla mayor, aun sabiendo que penalizaría en consumo, relativamente, al tener mas superficie de pantalla podría tener adosada a su "chepa" una batería más grande, y evidentemente más pesada produciendo un volumen ciertamente inaceptable. Usar una tablet de 10 pulgadas de gama media baja, se convierte en la misma sensación que tenía cuando tuve en mis manos un discman por primera vez, "sí pero no", que diría Bisbal... Al tener que soportar su peso en las manos, termina por hacerse pesado y peligroso para la integridad del aparato ya que en una distracción (si estás viendo una película en un viaje por ejemplo) la relajación puede hacerte que caiga al suelo, además de hacer muy incómodo llevar un rato sujetando el aparto y escribiendo con un teclado de pantalla. Con todo y con esto, en mi caso particular, que no tengo niños, la tablet quedó relegada a un cajón ... hasta que, gracias a disponer de un puerto hdmi, ha sido reconvertida a mediacenter, conectada a la televisión del salón de mi casa, un modelo Lg de los que pesaban, de aquellos que traían hasta 3 hdmi, no como ahora, que con la moda minimalista, casi te dan el cristal y tienes que ser tú el que reproduzcas dentro…, la cual se resiste a morir con el paso del tiempo, y con un ratón a su puerto OTG agarrado, me permite ver televisión por internet, en eso que ahora llaman televisión a la carta y que yo llamo, ver la televisión cuando quiero, sin tragarme 200 minutos de anuncios por 30 de programa.

Llegado a este punto trascurrieron meses e incluso años, donde cada vez que tenía que reunirme con un cliente, (freelance por aquel entonces), asistir a cursos, o ayudar a algún amigo con su proyecto, tenía que llevarme mi ordenador portátil con una batería de "extra-capacidad", esas que tienen un añadido como una joroba... para darme una hora extra de funcionamiento ... Además del peso, siempre por encima de los 2,5 Kg, se sumaba la incertidumbre de llevar encima un equipo propio que había costado lo suyo, y con la fragilidad de un disco duro tradicional, es decir de platos magnéticos que al sufrir un golpe, caída, etc... podría perder toda la información... me hacía preguntarme si realmente los fabricantes nos estaban engañando con el concepto de ordenador portátil. Creo que durante años, sobre todo con los equipos de 15 pulgadas panorámicos, nos han servido ordenadores "transportables" a precios para "mortales", pero nunca portátiles. Con equipos para "mortales" me refiero a ordenadores que puedas compra sin tener que pedir un préstamo, o invertir 2 sueldos mínimos para llegar a adquirirlo. Para mi comprar un portátil como los Mac Book Air, nunca fue una opción por precio, rendimiento, etc... conozco casos en los cuales tras comprar este tipo de equipos, a penas los sacan de casa, por miedo a que se puedan perder, ser robados, vamos es un contra-sentido... Además dudo que un Mac Book Air, tenga una prestación que justifique la inversión que supone frente a una solución como la presentada en este proyecto para el común de los usuarios, que demandan realizar las operaciones citadas en el párrafo anterior. Con esto, para no herir sensibilidades, quiero dejar claro que considero a la oferta de Mac en general buenos equipos si nos olvidamos de los costes. Ahora, siendo realistas, cuando analizas el trabajo para el cual puedes emplear un Mac Book Air, contra el que puedes realizar en un netbook, a mi se me hace muy complicado, si el netbook está bien preparado con linux y hipervitaminado con 4-8GB de Ran, que justifique la diferencia de precio, más allá de su valor decorativo. No olvidar que es un artículo de opinión, cada cual tendremos la nuestra.

Continuamos definiendo el concepto de portátil, o más bien mi concepto de portátil. Pues bien, salvando el hecho de no poder jugar a los últimos títulos del mercado, (personalmente considero que si eres un jugón para eso tienes las videoconsolas más que los ordenadores, y si quieres un portátil para jugar, necesitarás un transportable...) a un terminal portátil le pido que pese poco, que tenga unas dimensiones contenidas, muy reducidas, que se acerquen a su nombre en inglés, a un cuaderno de notas, que lo puedas llevar en una mochila normal, que disponga de una pantalla con una resolución aceptable, y además te permita una jornada de trabajo casi completa sin necesidad de ser cargado, es decir, hablamos de una autonomía de unas 6-8h. Además pido que me permita ejecutar, asumiendo una pérdida de prestación, la mayor parte de mis programas de ordenador de trabajo, y ya puestos a elegir, si la pantalla es táctil pues mejor que mejor, pero realmente no lo considero una necesidad esto último. Aunque es útil, aun no sé por qué, que un cliente pueda tocar tu pantalla para decirte aquello de “aquí pondría...” supongo que es algo que desde el jardín de infancia nos gusta, toquetear aquello que nos llama la atención. Para finalizar en mi definición de lo que estoy buscando como equipo portátil sumaré un precio razonable, es decir, bajo, barato, que me permita si mi equipo muere, se pierde, etc. a parte de un contra tiempo, pueda comer ese final de mes, ya que sino lo dije antes, este proyecto contempla disponer de un portátil de “andar por casa”, para hacer una consulta rápida, una monitorización de sistemas etc. desde cualquier lugar, sin tener que sentarme en mi despacho y arrancar toda la maquinaria bélica con la que ataco mis proyectos diarios.

Bien, pues, en este tiempo recordé aquella vez que tuve en mis manoplas un "gili-portátil" que muchas veces he llamado, un netbook de toda la vida con un micro intel atom, y un simple GB de memoria RAM. Siempre me sorprendió conseguir arrancar desde un pendrive una distribución Linux Debian (Ubuntu) con su escritorio Unity y que fuera aparentemente funcional. Realmente aquellos equipos empezaron a marcar un poco el camino. Aunque en sus inicios eran un pelín pesados, y sus baterías tenían una autonomía aceptable, que no suficiente, las resoluciones de las pantallas no eran ideales para un buen trabajo de programación, hablamos siempre programación para lenguajes interpretados, no compilados como pueden ser php, python, html, javascript, etc... aunque java, aun teniendo que crear sus compilados intermedios no va mal sino intentamos compilar algo muy grande. Dio una pequeña pista de lo que podría ser en un futuro un buen sistema móvil, barato, ágil, compacto, pero aun había que esperar. Pasé algún tiempo pensando si la prestación de estos equipos sería para mi suficiente, o terminaría relegado a maniobras de distracción y entretenimiento de pequeños visitantes a mi hogar, como ocurrió con las tablets... Para mi sorpresa, tras hablar con propietarios de estos "gili-portátiles" y compañeros de profesión cuya opinión respeto, no hablamos de “víctimas del marketing”, casi nadie parecía soltar uno que funcionara, están muy bien valorados, la prueba la tenemos con la búsqueda de estos equipos en portales de segunda mano, si buscamos netbooks a precios razonables de segunda mano, funcionando, no veremos prácticamente ninguno con precios alejados de uno nuevo. Como segundo equipo no tienen rival. ¿Por qué? Porque puedes rápidamente hacer todo lo que haces con un ordenador grande (salvando las diferencias de rendimiento obviamente), sin tener que buscar software compatible con Android, con un teclado físico, y con discos duros de tamaños normales. Además por absurdo que parezca, si quieres ver una película fuera de casa, la posición en "L" de pantalla y teclado, evita que, como sucede con las tablets, o se alinean los planetas para que puedas apoyarla bien en vertical, o ya puedes olvidarte de ver nada. Además estos equipos tienen arquitectura de pc, es decir, "si los pinchas sangran como sus hermanos mayores", tienen Bios, tienen microprocesadores, tienen placas de memoria, placas base, etc... puedes coger un destornillador, abrirlos para reparar o mejorar algunas de sus partes, no como ocurre con las tablets, que al ser una pastilla integrada, todos sus componentes van soldados, y el más mínimo golpe dejará el aparato inservible, fuera de juego. Lo curioso del final de muchos de ellos es que al terminar en manos de nuestros pequeños, lo más probable es que reciban antes o después un buen golpe… Pues bien, para mi, poder cacharrear con el equipo es un punto muy a su favor, que aun con muchas limitaciones, conserve ese espíritu modular de un pc.

Siempre pensé que disponer de uno de estos equipos teniendo mi portátil actual, que servía para todo de forma sobrada, aunque es un equipo con sus años, con el ajuste oportuno, una buena distribución Linux, y una arquitectura cuidada, puede durar mucho tiempo… No me decidí antes por considerarlo un capricho, más que una necesidad. Es decir, siempre he pensado que la tecnología está para ayudarnos a cubrir nuestras necesidades, pero el mercado actual de consumo nos intenta empujar hacia lo contrario, a que tengamos que esclavizarnos en dar cobijo y refugio en nuestro hogar, trabajo, a tanto producto tecnológico que aparezca en el mercado, nos sirva o no, aunque nos arruine la cuenta corriente. Decidí darme un capricho y adquirir una unidad de estos "gili-portátiles", simple y llanamente por el placer de cacharrear un poco con él. También he de decir que últimamente mi trabajo actual requiere cierta monitorización de sistemas, y cuando salgo de viaje, no siendo por trabajo, prefiero llevar un portátil para poder operar si fuera necesario, con un móvil con datos, y este equipo suficiente para casi todo, cuando me toca ponerme el traje de bombero. Vi una oferta de una tienda informática, que vendía un acer r3-131t por menos de 200€, unos 190€ creo recordar con una memoria de 2GB de RAM, y un disco sólido de 32 GB, algo escaso, pero recordar que existen distribuciones linux de bajo recursos que en 5GB instalan todo lo necesario y que estamos hablando de un ordenador portátil de 1.5 KG de peso, con unas 11.5 pulgadas y lo más importante resolución 1366x768 con puerto hdmi NORMAL, sin requerir adaptadores ni comprar dispositivos raros como pasa con Apple, todo ello nuevo por menos de 200 euros. Bueno paso por alto que trae una licencia Windows 10, que como muchos habréis adivinado, será eliminado completamente en este proyecto. (No entiendo por qué los fabricantes no traen sistemas libres de sistemas operativos, para o bien bajar algo más el precio evitando pagar licencias propietarias, o mejorar alguna prestación hardware, pero es lo de siempre… ) Además es de chiste, entre nosotros, ahora que no nos escucha nadie, un sistema Windows 10, con lo gastón que es en cuanto a recursos comparado con Linux, en una máquina con solo 2GB de RAM y un disco duro de 32 GB se va a comer casi 27-28GB solo el sistema operativo, podrás arrancar un par de programas, la experiencia no será ni de lejos buena y esto, sinceramente no dará buena imagen para el ensamblador, Acer en este caso, ya que he leído opiniones sobre este equipo diciendo que es muy lento, etc.. cuando con Ubuntu 16.04 funciona de lujo. Si aun quieres usarlo con Windows (estás en tu derecho… si te gusta sufrir...) mínimo 64GB para almacenamiento y 4GB, en mi opinión. Pero realmente creo que son equipos que han nacido para usarlos con distribuciones Linux, ya que tampoco creo que te dure mucho esos 64GB cuando el sistema comience a intimar contigo pidiendo el favor de siempre, “espera a apagar, instalando actualizaciones ...” y sobre todo cuando un usuario windows, que rara vez es consciente de lo que es un GB en disco, no lo critico, yo tampoco se la diferencia exacta entre una caja manual de cambios y una automática mono embrague o doble embrague (bueno algo me suena) y no por ello dejo de comprar un coche. Precisamente lo que me molesta, es que vendan este tipo de sistemas como aptos para el consumo de Windows 10, con un hardware que te hará estar de “mala leche” cada vez que lo arranques. Volviendo al símil anterior, imaginar que compramos un flamante ferrari, para usarlo por pistas forestales en mitad del campo. Poder, se puede, pero si el usuario compra el ferrari pensando en ese uso, llegará a la conclusión de haber sido estafado, pues esto, parecido. Si vas a querer usarlo con Windows como usas un portátil habitualmente, sin ser consciente de las restricciones que aporta, mejor gasta algo de dinero en comprar 256GB de disco y 4GB de RAM, total te lo ahorrarás del ibuprofeno para el dolor de cabeza.

Tras ver este equipo inicié una búsqueda de videos por internet para ver su desempeño real y sobre todo su desempeño con Linux. Cuando encuentras buenas páginas te hablan no solo de lo "maravilloso que es este equipo Maick (con voz de tele-tienda americana)" sino donde te dicen que con 2GB de RAM Windows con un solo programa abierto a parte del propio sistema operativo ya sufre... piensas... no merecerá mucho la pena... A todo esto surge quien ya trasteó con el equipo antes, ampliando su memoria a 8GB de Ram, entonces el tema ya cambia... estamos hablando de disponer de un portátil de 8GB de Ram por menos de 300 euros? Si, gracias a una oferta en Amazon, conseguí localizar el módulo por menos de 60€ nuevo, aunque esta parte quedará para más adelante... Decidí también, dado que este equipo tiene una versión en venta con un disco duro magnético de 500GB, comprar un disco duro SSD de unos 500GB, punto que encarecería notablemente el proyecto, ya que es un capricho innecesario, pero me parecía muy atractiva la idea de poder instalar este disco. Capricho porque el disco solo costó casi lo mismo que el ordenador portátil. De todas formas de no poder encajar, lo instalaría en mi otro portátil, el principal. Con ello tendría un señor portátil con un microprocesador optimizado para trabajos móviles, con poco consumo eléctrico, sin ventilador, es decir su nivel de ruido es cero db... con una batería que promete los 6-8 horas a un precio bastante atractivo. Hasta este punto parecía todo encajar a la perfección ya que si cogemos la hoja de objetivos encaja en todos, por ello me lancé e hice los encargos, del equipo, la memoria, el disco, y a esperar!!
Hasta aquí la primera parte, continuaré con la explicación de por qué compré este equipo, las piezas, como montar, y el problema con el disco duro que ya os adelanto ha sido complicado resolver, pero creo que a muchos os parecerá ingenioso y es en la solución al problema de disco donde radica lo entretenido del proyecto. Continuará ...

 Segunda parte: [Video] Crear tablet Netbook con Linux Ubuntu Parte II

Escribir un comentario


Tecnologías empleadas para desarrollo de soluciones

(Hacer click para ampliar información)

 

             

Esta web actualmente usa cookies para su funcionamiento y mejora de experiencia de usuario. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies Más información